Sunday 15 may 7 15 /05 /May 02:14

Viuda-y-Juez.jpg

 

Entonces pasó a decirles una ilustración respecto a lo necesario que les era orar siempre y no desistir:  Había un juez en una ciudad, el cual ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Pero él no quiso por algún tiempo; mas después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, Todavía, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, porque al fin no venga y me muela. Y dijo el Señor: Oid lo que dice el juez injusto. ¿Y Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche, aunque sea longánime acerca de ellos? Os digo que los defenderá presto. Empero cuando el Hijo del hombre viniere, ¿hallará fe en la tierra?" (Luc. 18:2-8).

 

La parábola en sí misma.

 

El carácter del juez; Lucas 18:2.

  1. Él no tenía temor a Dios, ni respetaba a hombre, jueces así era muy común, ellos habían envenenado le fuente de la justicia, y eran amigos de usureros, ladrones y homicidas.
  2. Además de que él no tenía reverencia alguna por Dios, también tenía el poco la opinión, o los derechos del hombre.
  3. Esta no era la clase de jueces que Dios quería que sirviera en Israel, dice en Deut. 1:16-17; "Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el extranjero. No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré"

 

El dolor de la viuda; Lucas 18:3.

 

  1. Todo indica que ella era pobre, y que estaba indefensa ante un adversario.
  2. Porque era viuda, debía de tener más consideración de parte de juez, era el deber de ellos ponerles una exclusiva atención a las viudas. Dice Jeremías 22:3; "Así ha dicho Jehová: Haced juicio y justicia, y librad al oprimido de mano del opresor, y no engañéis ni robéis al extranjero, ni al huérfano ni a la viuda, ni derraméis sangre inocente en este lugar."
  3. Ella buscaba la ayuda del juez, que él hiciera lo que era su deber, que le hiciera justicia, que vindicara su nombre ante su enemigo, pero él no quería ayudarla.

 

Ella encontró dificultades; Lucas 18:4.

 

  1. Por algún tiempo el juez parecía no tener la disposición de hacerlo, él sabía lo que era su deber, pero estaba retrasando ayudar a aquella pobre indefensa y afligida viuda.
  2. Estaba cerrando sus oídos a las repetidas veces que ello vino a pedir su ayuda, estaba ignorando la gran necesidad y era indiferente a la gran aflicción en la cuál ella estaba.

 

Al fin, el juez injusto se puso a considerar las quejas de la viuda; Lucas 18:4-5.

 

  1. No motivado por lo que era correcto ante Dios y los hombres, porque él dijo dentro de sí, que él reconocía que; "ni tenía temor a Dios, ni respeto a hombre".
  2. Finalmente decidió oírla, hacerle justicia, pero para evitar que ella ya no lo siguiera molestando, para que no le agotara la paciencia, y también para evitarse problemas.

 

 La aplicación de la parábola.


Y dijo el Señor: "Oíd lo que dijo el juez injusto." Lucas 18:6.

  1. En su decisión de hacer justicia, él juez enseña que fue movido por la persistencia de ella.
  2. No por la reverencia a Dios, o el respeto a las opiniones, o el derecho de los hombres.

 

¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos? Lucas 18:7.

  1. El contraste entre lo menos insignificante, (juez) y el más grande en justicia, e integridad.
    • El juez injusto con sus principios, y conducta, no representa en ninguna manera a Dios.
    • Sí este juez injusto fue movido a poner atención a la viuda, ¿cuánto más Dios con sus escogidos que claman a él día y noche, se tardará en responderles?
  2. Nuestra confianza es mucha más grande y fuerte, notemos las siguientes comparaciones...

 

                La viuda:                                                                 Los escogidos de Dios.

  1. Era una extraña.                                      Escogidos de Dios; 1 Ped. 2:9-10.
  2. Solo era ella sola.                                    Son muchos, por todo el mundo.
  3. Había distancia, venía a él.                       Buscamos su gracia y favor; Heb. 4:15-16.
  4. El juez era injusto.                                   Dios es un Padre justo e íntegro.
  5. No tenía quién la ayudara.                        Está siempre para nosotros; Rom. 8:31-32.
  6. Ella misma traía al juez su causa.              Nosotros tenemos un abogado; Rom. 8:34.
  7. No tenía promesas a una respuesta.          Tenemos promesas de Dios; 1 Ped. 3:12.
  8. El acceso de ella era limitado.                   Podemos orar en todo tiempo, siempre.
  9. Ella al pedir justicia provocaba al juez.        A Dios le deleita las oraciones de sus hijos.

 

3.- Sí la persistencia de la viuda no fue en vano, ¿cuánto más la persistencia de los escogidos de Dios en sus oraciones? Notemos lo que dice; Apocalipsis 5:8.

 

Dios hará justicia a sus hijos pronto; Lucas 18:8.

 

  1. Cuanto contestará las oraciones de sus hijos en aflicción, no lo sabemos, pero lo hará.
  2. Apoc. 6:9-10; "Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?"
    • b. Dios con su paciencia, dará tiempo a los que nos persiguen se arrepientan: 2 Ped. 3:9.

 

  1. Pero cuando venga el día de hacer justicia a sus escogidos, vendrá rápidamente.
  •  
    • Hay un día ya preparado, él Señor vendrá y hará juicio; 2 Tes. 1:7-9.
    • En ese día habrá destrucción repentina; 1 Tes. 5:1-3.

 

La preocupación de Jesús concerniente a la fe, dio lugar a que él enseñara esta parábola.

 

  1. Él enseña que sus discípulos deben orar siempre, es nuestro deber, privilegio y nuestro honor orar a Dios. La fe se va a morir sí nosotros descuidamos este deber, por eso debemos orar sin desmayar, ese es el propósito de esta parábola: Luc. 18:1; "Orar siempre y no desmayar".
  2. Cuando nosotros oramos nos fortalecemos contra nuestros enemigos espirituales, contra nuestros malos deseos y pasiones que son nuestros peores enemigos. Dijo el Señor en Mateo 26:41; "Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil."
  3. Él Señor no quiere que perdamos nuestro corazón, ni nuestra fe, pero nosotros debemos de orar porque tenemos la necesidad, un deseo ferviente de obtener lo que necesitamos. Debemos de orar creyendo que Dios tiene lo que necesitamos, que aunque se tarde en contestarnos, nosotros debemos de perseverar en oración, así como la viuda.

 

Estas parábolas nos convencen de la enorme fuerza que tiene la oración. Si la persona ayudó a su amigo en la media noche en algo que no era de gran importancia y en un momento totalmente inadecuado, entonces cómo es que el Señor no nos ayudará cuando necesitamos Su asistencia en algo? Otro caso semejante al primero es el Juez que no temía a Dios y no se avergonzaba de la gente, pero a pesar de eso, decidió ayudar a la viuda para que ella lo deje en paz. Con más razón la ilimitable misericordia e omnipotencia de Dios siempre ayudará al necesitado que tiene esperanza en Él. Lo más importante en la oración es la constancia y la insistencia, exceptuando en un momento de emergencia cuando Dios nos ayuda inmediatamente.

 

 En esta parábola él Señor nos ha dado razones para creer en el poder de la oración.

  1. Especialmente sí estamos siendo perseguidos por la causa de Cristo; Sant. 5:13.
  2. Porque nosotros no tenemos un juez injusto, si no un Dios que nos ha hecho sus escogidos. 3. Es mi deseo que esta parábola y la del amigo que va a la media noche, nos motive a no perder nuestro corazón, ni a dejar de orar. Recordemos que la oración es el deseo, la oportunidad y el privilegio de hablar con Dios. Dijo un discípulo; “Señor, enséñanos a orar”.
  3. La oración es la miseria que busca la paz, es la impureza que abraza la pureza. Es el odio que anhela el amor, es lo corruptible que jadea ansiosamente por la inmortalidad, es la paloma que vuelve casa, es el águila que vuela hacia el cielo, es el prisionero que suplica por su libertad. La oración es la voz de la fe, es un deseo dirigido hacia el cielo, es un acto virtuoso de la piedad que consiste en pedir favores de Dios. La oración es el sacrificio espiritual que aparta el enojo de Dios, que mira por los enemigos, que intercede por los perseguidores, que obtiene el perdón de pecados, y que aleja las tentaciones, que consuela al débil, y que refresca al fuerte. La oración es el baluarte de fe, es abrir las avenidas de nuestra alma vacía, a la plenitud de Dios.

Moraleja de la parábola: "Si tu oración es respondida, es porque Dios fue inportunado con tu constancia en pedir, porque lo importunaste tanto que Dios te respondió a tu fidelidad y necesidad"

Por Hermano Jorge Jimenez A - Publicado en: parábolas cristianas
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Hermano Jorge Jimenez Arias

  • Predicador y conferencista cristiano
  • Consejería Espiritual

Textos Biblicos

"La Palabra de Dios es viva y eficas, y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espiritu, las coyunturas y los tuetanos, y discierne los pensamientos y  las intenciones del corazon"

(Hechos 4:12)

 

"Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan".

(Hebreo 11:6)

 

"Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra"

(2da Timoteo 3: 16-17)

 

=========================================================================================

 Sin-ticascxastulo.jpg

Hermano en Cristo, te invito afrendar un aporte solidario para la Construccion de una Iglesia: Que le dara una nueva esperanza a nuestros hermanos en Cristo... Nuestro proyecto es levantar un templo para la Gloria de Dios. Nuestra Iglesia se llamará: "Un Clamor de Esperanza" 

Si quieres participar de nuestro proyecto espiritual puedes hacer tu siembra ofrendando En la cuenta de Ahorro del Banco estado N° 32162106707 - Chile.

o Comunicate a nuestro correo: unclamordeesperanza@gmail.com.

que eL Señor te bendiga.

 

=======================================================

"El Señor Bendice al dador Alegre"

 

 "Para aquellos que ofrenden, DIOS ha hecho una promesa especial :Dad y se os dará, medida buena,apretada remecida y rebosando daran en vuestro regazo"

 

Lucas 6:38

Hombres y Mujeres de Fe

Calendario

August 2014
M T W T F S S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
<< < > >>

buscar

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados